RASGOS CARACTERÍSTICOS

 

El niño preescolar es una persona que expresa, a través de distintas formas, una intensa búsqueda personal de satisfacciones corporales e intelectuales.
  
El niño de esta edad es alegre y manifiesta siempre un profundo interés y curiosidad por saber, conocer, indagar, explorar, tanto con el cuerpo como a través de la lengua que habla.
  
Toda actividad que el niño realiza implica pensamientos y afectos, siendo particularmente notable su necesidad de desplazamientos físicos.
  
Sus relaciones más significativas se dan con las personas que le rodean, de quienes demanda constantemente cariño y apoyo.
  
El niño no solo es gracioso y tierno, también tiene impulsos agresivos y violentos. Se enfrenta, reta, necesita pelear para medir su fuerza, es competitivo y requiere de una amplia gama de actividades y juegos que permitan traducir esos impulsos en creaciones.
  
Estos y otros rasgos se manifiestan a través del juego, el lenguaje y la creatividad. Así es en un Jardín de Niños y como el niño expresa plena  y sensiblemente sus ideas, pensamientos, impulsos y emociones.

ACTIVIDADES

FICHAS DE ATENCIÓN

ACTIVIDADES PREPARATORIAS PARA LA ESCRITURA

 

ninaescribiendoDesde pequeños en la escuela infantil iniciamos el adiestramiento de los niños para preparlos para los aprendizajes futuros, y uno de estos aprendizajes es la escritura. En el aula se proponen ejercicios que ayuden a los niños a desarrollar el autocontrol de su propia fuerza y el de la presión digital, asimismo como la coordinación oculo-manual que influirá directamente en su desarrollo del grafismo que desembocará en la escritura.

 

Las actividades que propondremos a los alumnos en estas edades para conseguir que lleguen a un dominio de su capacidad grafomotora se pueden dividir en varios apartados según el aspecto más importante que trabajan. Así pues las podemos dividir en:

- Actividades que trabajan la direccionalidad de los trazos: Este tipo de actividades  trabaja especialmente el movimiento de ojos izquierda-derecha, arriba-abajo, el sentido de rotación, siguiendo (o no) la dirección de las agujas del reloj.

- Actividades que trabajan  el control óculo-manual y la independencia mano-brazo/dedos-mano: con ejercicios que activan el movimiento de los brazos, de las manos y de los dedos los niños irán ganando soltura en su control del trazo.

- Desde el área de Educación Plástica también hemos de trabajar estos aspectos, ya que se ha de tener en cuenta dos aspectos: el primero es el dominio del instrumento (lápiz, pincel, tijeras, punzón, lápiz de ceras). Sobre todo el uso de los pinceles y la pintura es insustituible a la hora de aprender a dominar el uso de la mano. El segundo aspecto es el dibujo como medio de expresión. El dibujo ayuda al niño a comunicar sus vivencias, cosa que no es capaz de hacer solamente a través del lenguaje oral y del gesto. Es muy importante que los niños expresen lo que viven con el grito callado de las imágenes de un dibujo.

- Y, como último paso previo a la escritura en sí (la preescritura) empezamos a trabajar el trazo específico de cada letra. Hay varias opciones en este punto, algunos docentes prefieren el uso de una pauta (tipo Montessori) ya que consideran que es positivo para el aprendizaje, porque que ayuda a estructurar mentalmente el campo perceptivo de la letra, implica un esfuerzo y marca bien los espacios de cada letra, para que no cabalgue una sobre otra, procurando que la letra sea inteligible.  Otra tendencia en la que se permite al niño trazar sin pauta las letras, considerando que debe tener libertad para expresarse y que más adelante será el momento de definir y pulir los trazos. Y, la última en la que los docentes alternan las dos expuestas anteriormente, dependiendo de las actividades concretas que se propongan a los niños.

TOMADO DE: http://actividadesinfantil.com/archives/10177#more-10177

EL ABECEDARIO

Las vocales